La vida breve de San Pedro, metropolita de Kiev, de Moscú y toda Rusia

0

San Pedro, metropolitano de Moscú, nació en Volyn en el seno de una familia de cristianos piadosos Teodoro y Evpraksiya. Antes del nacimiento de su hijo, el Señor se le apareció en un sueño a Evpraksiya y abrió el selectismo del chico. A la edad de 12 el joven Pedro entró en el monasterio. Para entonces, había estudiado con éxito las ciencias y empezó a pasar las pruebas monacales con mucho celo. El futuro Santo dedicó mucho tiempo al estudio de las Sagradas Escrituras y aprendió la pintura de iconos.Los iconos, pintados por San Pedro, fueron entregados a los monjes y a los cristianos que visitaban el monasterio. Por su vida virtuosa fue consagrado hieromonje por el abad del monasterio. Después de unos años de hazañas en el monasterio, el hieromonje Pedro, recibiendo la bendición del prior, dejó el convento para buscar un lugar apartado. Construyó una celda en el rio Rat y se dispuso a vivir en silencio. Posteriormente, en el sitio de sus hazañas fue construido el monasterio, llamado Novodvorsky. Para los monjes que se iban agregando, se construyó la catedral del Santo Rostro. El Santo traía a sus hijos espirituales al buen camino humildemente, nunca se afoscaba. En otras palabras les enseñaba por medio de la palabra y del ejemplo. Su santidad se extendió por los alrededores del monasterio. A menudo lo visitó el príncipe Galitsky Yuriy Lvovich para escuchar las instrucciones espirituales del Santo.

житие свт. ПетраUna vez el monasterio fue visitado por Maxim, el metropolitano de Vladimir, que recorrió toda la tierra rusa con las palabras de enseñanza y precepto. Tomando la bendición del arzobispo, el Santo le dio en ofrenda la imagen de la Santísima Virgen «Asunción» que había pintado. El metropolitano oró el resto de su vida ante de esta imagen por la salvación de la tierra rusa. Cuando Maxim murió, el departamento de Vladimir permaneció desocupado por espacio de algún tiempo. El gran príncipe de Vladímir San Miguel de Tver (memoria el 22 de noviembre), envió el abad Gerontius que era su compañero al patriarca de Constantinopla solicitando convertirlo en metropolitano.

Por el consejo del príncipe Galitsky, el abad Pedro fue también a Constantinopla para aceptar la sede metropolitana. Dios seleccionó San Pedro para la Iglesia Ortodoxa Rusa. Una vez, cuando Gerontius navegaba por el Mar Negro, por la noche durante una tormenta se le apareció la Madre de Dios y dijo: «Lo haces todo vano, este rango no será tuyo. Quien Me pintó, el abad Ratskiy Pedro será preconizado para el trono de la metrópoli rusa». Todas las palabras de la Virgen se cumplieron exactamente. El patriarca Afanasio (1289-1293) con el concilio entronizaron a San Pedro, dándole las vestiduras episcopales, el cetro y el icono, traídos de Gerontius. En el año 1308 el metropolita Pedro regresó a Rusia y estuvo en Kiev, luego se trasladó a Vladimir.

El Santo pasó muchas dificultades en los primeros años de la gobernación de la metrópoli rusa. Rusia sufría bajo el yugo de Tartaria no había orden. San Pedro tenía que cambiar con frecuencia su lugar de residencia. En este período fueron importantes las obras y preocupaciones del Santo sobre la afirmación de verdadera fe y moralidad en el Gobierno. Durante sus visitas a eparquias, San Pedro predicó permanente al pueblo y clero, les enseñó la conservación pura de la piedad cristiana. Llamó al paz y unidad a los príncipes beligerantes.

свт ПетрEn el año 1312 el Santo se fue a la Horda, donde recibió del jan Uzbek la carta que permitió defender los derechos del clero ruso.

En 1325, el metropolita Pedro, a petición del príncipe Ioan Danílovich Kalitá (1328-1340), trasladó la sede metropolitana de Vladimir a Moscú. Este evento era muy importante para toda la tierra rusa. San Pedro predijo proféticamente la liberación del yugo de Tartaria y el futuro de Moscú como el centro de reunión de todas las provincias rusas. Por su bendición en el Kremlin de Moscú, en agosto de 1326, fueron colocados los fundamentos de la catedral de la Asunción. Era una bendición muy significativa del gran Santo de la tierra rusa.

Con las actividades del metropolita Pedro estuvo relacionado la fundación del monasterio Vysokopetrovsky en Moscú. El convento fue fundado en nombre de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y por eso el monasterio fue nombrado Petropavlovsky. Y sólo a principios del siglo XVI fue consagrado en honor de San Pedro, el metropolita de Moscú.

El 21 de diciembre de 1326 el Santo murió. Su cuerpo fue enterrado en la Catedral de la Asunción en el ataúd de piedra, que él mismo había hecho. Muchos milagros llevaron a cabo por las oraciones a San Pedro. Muchas curaciones fueron realizados secretamente, indicando a su humildad, incluso después de su muerte. Una veneración profunda del metropolita de la Iglesia Rusa desde el día de su muerte fue afirmada y extendida por toda la tierra rusa. En el año 1339, pasados 13 años, en el tiempo de San Feognoste, el metropolita Pedro fue glorificado por la Iglesia Ortodoxa Rusa. Cerca de su tumba, los príncipes besaron la cruz en señal de justicia al gran príncipe de Moscú. Cuando prepararon los contratos estatales, siempre acotaron al Santo Pedro, como el patrón venerado de Moscú. Los habitantes de Nóvgorod tuvieron derecho a la elección de metropolitas en Santa Sofía, y después de anexión a Moscú, en tiempos de Juan III, se comprometieron a elegir sus arzobispos solo cerca de la tumba de San Pedro. Los eclesiásticos rusos fueron elegidos aquí también.

La actividad del Santo tuvo una significación fundamental para el estado de Rusia y Moscú como su centro y fortaleza en aquellos tiempos lejanos. La Rus sufrió bajo el yugo mongol-tártaro, pero poco a poco fue creciendo y aumentando sus fuerzas para la resistencia y liberación nacional. En gran parte gracias a los esfuerzos de San Pedro, Moscú se convirtió en la capital de Rusia.

святитель Петр

Memoria (24 de agosto) 6 de septiembre, (21 de diciembre) 3 de enero.

ОСТАВЬТЕ ОТВЕТ

Войти с помощью: